n dimensiones

Las imágenes expuestas abajo surgen al someter las fotografías al tratamiento en 3D .
El resultado puede ser tan concreto o abstracto según el grado de tridimensionalidad que se aplique, pero en ningún caso las personas retratadas adquieren la apariencia original; la realidad orgánica es suplantada por volúmenes y extensiones cuya magnitud produce una traslación de lo percibido.
Las mujeres y hombres son reemplazados por una especie de paisajes montañosos fantásticos que no responden al aspecto que reconocemos en las tres dimensiones. Estos cuerpos estructurados y replegados de maneras diversas son la metáfora de las múltiples opciones que se nos abren en un futuro cuántico donde la tecnología y la física cuántica se maneja más cómodamente en la multiplicidad al comprobar que las ecuaciones de Einstein cuadran matemáticamente cuando tienen en cuenta 11 dimensiones.
Del mismo modo que nuestros hábitos de vida cambiaron al integrar en lo cotidiano la tecnología que nos permite volar u observar microorganismos infecciosos ¿Cómo nos afecta la toma de conciencia del conocimiento multidimensional y la puesta en marcha del cuerpo virtual? ¿en qué punto de observación nos colocamos? ¿en qué medida se altera nuestra forma de estar en el mundo?
Pertenece al ámbito de lo inimaginable, cómo llegará a ser la especie humana en la consciencia de la complejidad, diversidad y heterogeneidad de escenarios, cuerpos y formas de estar en el mundo.
Sin entrar en asuntos de física cuántica, sí que es posible acceder a los innumerables recovecos y pliegues que constituye la existencia, manejarse en lo nuevo tecnológico pero sin dejar de escuchar la memoria de lo obsoleto o arruinado.


A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star